sábado, febrero 18

En la ruta...

Siguiendo mi camino, difícil pero no menos inspirador, sigo con la costumbre de andar por terrenos pedregosos como si existiera cierta afición por lo incontrolable, no tengo excusa alguna para tomar las curvas, pero sigo con mi muñeca tensa al volante, exigiendo lo que debe dar y tenso en cada derrape, pero con el estomago firme...

Así explico lo que siento...


1 comentario:

Noris Capin dijo...

Rodrigo, hermosa inspiracion, me ha gustado mucho. Saludos cordiales.